LM vs Renault, las dos caras de la moneda.

Hace dos años la Junta de Castiga a León salió a la palestra para "salvar" las empresas en Valladolid,
Millones de euros fueron destinados a la planta de Renault en Pucela, tras las amenazas de la multinacional a presentar expedientes de despido a cientos de trabajadores. Meses después la Junta "financia" la formación de cientos de trabajadores de las plantas de Valladolid y Palencia con unos 15 millones de euros.

Este año, la empresa LM, ubicada en la comarca leonesa de El Bierzo, ve peligrar su futuro ante la falta de pedidos e inversión. Como era de esperar ante el peligro de despido de cientos de trabajadores leoneses, la Junta autonómica no se ve tan preocupada y ni por asomo aparecen ni la más mínima parte de ayudas similares como las destinadas a las empresas que están en terrenos castellanos.

Entre las manipulaciones de los fondos MINER, que no se destinan a su cometido, el abandono de los parques  tecnológicos leoneses y la indefensión de las empresas que operan en cualquier comarca del viejo reino, entre otras muchas más afrentas, vuelve a quedar patente que el calificativo de Castiga a León es más que justificado cuando se habla de una Junta autonómica que desde el principio se ha dedicado a arruinar a las provincias leonesas a base de engaños y mentiras.

Esta discriminación continuada necesita una respuesta por parte de los responsables políticos afectados por las manipulaciones de la Junta, por desgracia, como ya nos tienen acostumbrados, se contentan con caramelitos, aunque estén envenenados, y siguen haciendo el juego a sus mayores en Pucela, no vaya a ser que les quiten el sillón.

Siguen castigando a León, siguen con su plan de despoblación, siguen con su hoja de ruta de arruinar las comarcas leonesas. Los leoneses siguen sufriendo tales desmanes, siguen teniendo que emigrar, muchos de ellos a la gran Pucela, y sin embargo estamos como si no pasase nada.

Se habla del voto de castigo a los partidos que no han sabido gestionar una crisis que llevamos sufriendo unos tres o cuatro años ¿donde está el voto de castigo a un gobierno, a unos responsables políticos que llevan arruinando las comarcas leonesas más de tres décadas?
¿Acaso el conocido orgullo leonés ha sido enterrado sin remedio?

La historia puso a León en su sitio como un territorio que siempre supo salir adelante, no defraudemos a nuestros antepasados y mucho menos a nuestros hijos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración