Si Cataluña mueve un dedo, España tiembla. Si las raices de España se ocultan o manipulan, no pasa nada

Cada vez que en Cataluña se mueve un dedo parece que el resto de España se resiente. El estatut es el mejor ejemplo de ello, pero también tenemos la polémica de los toros. Un estatut que es prácticamente igual a otros, pero España solo se preocupa del catalán. Una prohibición de las corridas de toros que no es mas que una copia de la que se aprobó en Canarias, pero como esta vez es en Cataluña se convierte en un problema de estado.

Sin embargo, las raíces de España, la historia del Reino que empezó a forjar lo que ahora se conoce como España, está siendo atacada y ninguneada. La cultura del pueblo que forjo gran parte de la reconquista está en grave peligro. El patrimonio de la región que coronó al primer emperador de España no para de destruirse o abandonarse. Y sin embargo eso, que es la raiz de la actual España, que es la historia, la cultura y el patrimonio que sirvió para forjar la actual España, no importa nada.

Eso si, aquellos que siguen atacando a Cataluña como si fuese un virus que hay que curar se creen muy españoles y son unos defensores de la patria intachables.

¿Defensores intachables? ¿Muy españoles? ¡Ja!

Si son tan defensores debería de empezar por el principio, por los orígenes de España. Pero no por los orígenes manipulados que actualmente se empeñan en inculcar a los estudiantes y ocultan un Reino que hace 1100 años comenzó a construir esa España. Si son tan españoles debería de denunciar y preocuparse por una región que es ninguneada y su cultura y patrimonio atacados de forma que se pierda en el tiempo y nadie la conozca como tal.

Pero eso no importa nada, esos que se hacen llamar españoles, que ignoran lo que es España y como nació, aquellos que son unos defensores intachables de la patria, pero siguen dejando que la región que forjó el nacimiento de España sea ninguneada, les da igual que se siga atacando a ese germen de la actual España.

Está claro que España les importan un bledo, solo quieren atacar a aquellos que molestan un poco sin importarles que la base de España, la región que la forjó, pierda su historia, cultura o patrimonio. Es decir, da igual que desaparezca la región que hace 1100 años puso la primera piedra para que España apareciese en el mapa. Solo importan seguir con el juego político en el que cada uno presume de ser mas español que el otro, mientras España se destruye poco a poco con la complicidad de esos que tanto presumen

¿Son españoles esos que olvidan las raices de España?
¿Son tan patriotas aquellos que miden con distinta vara según se trate de una región u otra?
Cuando la Región de León, que hace 1100 años empezó a poner las piedras para construir España, desaparezca, España también desaparecerá. Tal y como dice el himno de León "sin León no hubiera España", y es así de claro, si León desaparece, España también.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los signos de interrogación y admiración

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma