Copenhague ¿otro fracaso mas?

Todos se las daban de optimistas al comienzo de la cumbre de Copenhague, incluso algunas noticias llegadas desde EEUU daba esperanzas a los mas escépticos.
Pero como es de costumbre, otra vez mas, las peleas por el yo no doy si tu no das mas, solo dejan ver que a las grandes potencias no les importa el cambio climático y solo buscan estar por encima de sus competidores económicos.

EEUU pide que China reduzca tanto, China que si EEUU no reduce mas ellos no lo van a hacer. Enmedio está Europa no queriéndose quedar atrás. Mientras tanto, los paises en desarrollo, siguendo la misma corriente no quieren perder comba. Y al final llegamos a otra cumbre que solo sirve para hacer el paripé.

Para agravar mas las cosas, los propios estadounidenses, en concreto los republicanos, pretenden boicotear cualquier oferta de reducción de gases contaminantes solo por llevar la contraria a su presidente. Por lo que además de una disputa económica se convierte en política y pone mas en peligro cualquier acuerdo.

Por su parte el continente mas castigado por este cambio climatico alza la voz exigiendo compromisos de los grandes para que no sigan muriendo sus habitantes por culpa de los excesos de los que ellos no son culpables.

Y al final, como si de crios de colegio se tratase, unos por otros no se llega a nada y el planeta sigue derrumbandose por la avaricia de unos egoistas que los quieren arropar riquezas rapidamente sin importarles el futuro de sus propias naciones.

En definitiva, otra mentira mas que sigue condenando al planeta. Una reunión de traidores a sus propios países y al mundo en general.
Como español y europeo me gustaría que la UE fuese capaz de dar un golpe de efecto y comprometerse a un porcentaje de reducción considerable sin mirar a ningún lado. En clave ecológica seria un punto muy importante, pero en clave política también significaria el principio de la independencia política de Europa y un punto de arranque para que la unidad europea se comience a tomar en serio. Además dejaría a China y EEUU en una posición dificil que posiblemente les obligase a mover ficha en contra de lo planteando hasta ahora. Ya se que es un sueño, pero la esperanza no hay que perderla mientras se pueda.

Volviendo a la realidad ¿Que podemos hacer los ciudadanos? ¿Que papel tenemos que tomar en esta situación?

Una última reflexión ¿merece el presidente de EEUU el premio de la paz cuando es su país uno de los que mas está destruyendo el planeta con su contaminación? Muchos presidentes, incluido Obama, mas que el premio de la paz merecen el premio, si es que se puede llamar premio, de la destrucción, del exterminio de la humanidad, del fin de la vida en el planeta.


1 comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración