La objeción a las asignaturas

El TSJCyL, ha dado el visto bueno a la objeción a la asignatura de ciudadanía. Visto bueno de dudosa legalidad dados los precedentes conocidos con otras sentencias similares.
Aparte de que esta objeción es mas política que moral, ya que es promovida desde la derecha reaccionaria en vez de salir de las propias convicciones individuales, quizá habria que plantearse objetar a otras asignaturas que pretenden adoctrinar descaradamente a los estudiantes leoneses.

Por supuesto hablo de aquellas que mienten y no respetan el rigor histórico. Después de tantos años denunciando los errores y la ocultación del periodo histórico del Reino de León en los libros de historia, después de la inhibición del consejero de ¿cultura? sobre este caso, quizá sea la hora de que los leoneses empiecen a plantearse la objeción a una asignatura de no aporta nada a la cultura de nuestros estudiantes.

Ya que un aporte cultural es contar la verdad, es ceñirse a la historia, todo lo demás es adoctrinamiento en busca de una identidad inexistente. Porque querer que los estudiantes aprendan mentiras, ocultar datos históricos a sabiendas para que nuestros alumnos no sepan que existió un Reino de León y la importancia que tuvo no es mas que querer hacer política en las escuelas a costa del dinero de los contribuyentes.

Es por ellos que desde La revuelta sin respuesta y el Proyeutu Nacionaliegu LLïonés, además de pedir la dimisión del consejero de ¿cultura? de la Junta de Castilla y ¿León? que sigue haciendo oídos sordos a las reclamaciones leonesas, animamos a los leoneses de las tres provincias a presentar objeción sobre las asignaturas que pretendan adoctrinar sobre una inexistente identidad "castellanoleonesa" promovida desde los poderes políticos en contra de la autentica identidad leonesa que sale del pueblo.

Por cierto, está iniciativa fue publicada en la edición digital del Diario de León, pero nunca salió en la edición en papel.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración