El contagio de la corrupción

Hace tiempo que queria tratar el tema, pero un periodista con mayúsculas se me adelantó y es por ello que no solo puedo copiar su opinión y dejar mis propias conclusiones.

Para empezar, dejo las palabras de Gabilondo el 7 de octubre, que se pueden leer en el blog de cuatro
"Lo peor de la corrupción es que es contagiosa. Corrompe por afinidad. Llevamos muchos años comprobando, con gran decepción, cómo nos solidarizamos con los corruptos, si son "de los nuestros". Las últimas elecciones lo han puesto de manifiesto: ni la denuncia, ni la denuncia con pruebas, ni la denuncia con evidencias, ha perjudicado a ningún corrupto. Los suyos le han seguido apoyando, incluso con más fuerza.

En algunos casos, pase el tiempo que pase, esa fraternidad se mantiene. Contra los hechos, contra la lógica, contra todo. Es un disparate y un pecado mortal democrático. Es curioso qué claro lo vemos en el caso del terrorismo. Decimos, hemos de hacer una raya. Y alinearnos, a un lado, todos los que rechacemos la violencia, sean cuales sean nuestras posiciones políticas. Y dejar al otro lado de la raya, sólos, a los que defiendan el terrorismo.

Nos parece elemental y hemos pasado años escandalizándonos de que no todo el mundo lo viera tan claro. Sin embargo, en treinta años de democracia no hemos conseguido que la sociedad toda, todos los partidos, todos los líderes y todos los medios de comunicación nos hayamos agrupado, sin la menor fisura, en el lado de la ley, dejando sólos a los corruptos.

Nuestros corruptos siempre han sido más nuestros que corruptos. Exceptuamos a los corruptos individuales, a los cuales fulminamos con toda la severidad de nuestra decencia. Conde, de la Rosa… Pero a los corruptos de marca, les miramos primero la etiqueta. Pues bien, hora de es de decir que, así como todos los terroristas son nuestros enemigos, sean de ETA o sean del GAL, o aunque sean de nuestra familia, los corruptos no son nunca de los nuestros. Así pues, ante el caso Gürtel, hay dos bandos y las posiciones son inequívocas. Nos alineamos contra toda la gente indecente del PP y nos alineamos con toda la gente decente del PP. Esperamos que Rajoy y Cospedal también."


Solo puedo decir, que tiene toda la razón. Que mientras los altos cargos políticos y de grandes empresas se enriquecen a costa de los ciudadanos de a pié, nosotros solo miramos si son "mios o de los otros" para justificar sus acciones. Y luego esos que son "mios o de los otros" nos dicen que hay que respetar la ley, que hay que tomar medidas para salir de la crisis. Por supuesto ellos ni lo uno ni lo otro, solo palabras para seguir manipulando la conciencia colectiva y seguir siendo "mios o de los otros".

¿Tan aborregados estamos los españoles que tenemos que seguir en la manada aunque tengamos sospechas de mentiras y engaños solo por que son de los "mios o de los otros"?
¿Tan poca dignidad existe en esta sociedad que es preferible amparar a corruptos antes que pedir responsabilidades y dimisiones inmediatas, aunque solo sean temporales mientras la justicia se pronuncia?
¿Preferimos estar en la cuerda floja en vez de caminar con paso firme?

Algunos hablan de una España dividida por el estado de las autonomías, pero no se dan cuenta que la mayor ruptura de España está en la línea que separa la derecha de la izquierda, e incluso diría mas, la división es la que separa a un partido político de otro, se llame PP, PSOE, IU, PNV, CiU, etc...
Y por desgracia la linea cada vez esta mas marcada y los españoles mas divididos. Seguro que a los mas viejos de este país les suena de algo...

1 comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los signos de interrogación y admiración

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma