Tres provincias, un objetivo, pero cada una por su lado.

Leyendo en la bitácora del Colectivo "Tiburcio Fernández Álvarez" el artículo Cumbre Hispano Lusa: Comentarios me hace reflexionar sobre la unión de los leonesistas.
Antes que nada, comentar que me he esforzado en leer y entender el artículo en leonés. Esfuerzo que me alegro de hacer cada vez que leo un artículo en leonés y agradezco al editor del artículo, ya que así es la mejor forma de difundir el idioma leonés.

Continúo....
El artículo echa en falta la información de los medios leoneses sobre la actuación contra la libertad de expresión de los colectivos leonistas.
Una explicación podría ser que los medios de la ciudad de León giran tanto a la derecha que intentar obviar estos temas para ocultar lo máximo posible las reivindicaciones leonesistas. Además al ser un acto en otra provincia les da una razón mas para ello.

A parte de esto, como ciudadano de la provincia norteña hay algo que llega a molestar muchas veces. Y me refiero al enfrentamiento al que nos han llevado ciertos leonesistas, un enfrentamiento que hace recelar a los leonesistas de las provinicas del sur contra los de la del norte.

Es posible que algunos que se autodenominan leonesistas, solo se preocupen de la provincia de León y se olviden de las demás, pero eso solo es falso leonesismo. A eso se le llama provincialismo. Por desgracia esos provincialistas son los que mas se hacen ver, creo que no hace falta aportar siglas para saber de quienes hablo. Hablo de aquellos que se han olvidado de sus objetivos y solo piensan en calentar sillones. Hablo de aquellos que siguen engañando a muchos leoneses y no son capaces de poner orden en sus filas para volver a sus principios.

Pero ojo, no solo la provincia del norte adolece de estos males, también las otras tienen sus cruces.
La provincia del sur, apoyándose en que su capital es la mas poblada, no es la primera vez que pide mucho mas protagonismo que las otras en caso de una autonomía.
La del centro, dado su histórico abandono, lucha por albergar la capital de la autonomía.

Vamos, que cada uno va por su lado esperando llevarse el pastel mas jugoso a su terreno. Mas o menos como lo que tenemos ahora, un centralismo que abandona al resto de las provincias.

No se puede seguir así, recelando unos de otros, luchando cada uno por su lado, culpando a los otros de ser mas o menos leonesistas.
Si no hay unión solo ganarán los de siempre y seguiremos como hasta ahora o peor.
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los signos de interrogación y admiración

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma