TDT, lo que se nos viene encima

El apagón analógico está en marcha y el TDT es la única opción para ver la TV de forma gratuita.
Pero ¿que ofrece el TDT? Si, hablan de calidad de imagen, interacción, etc...
Muy bonito, aunque todos sabemos cual es la otra cara. Una cara en la que no inundan de canales de televenta, de estúpidos concursos de dudosa limpieza, de repetición hasta la saciedad de viejas series, etc...

Por desgracia, las cadenas españolas siguen pasando de las recomendaciones europeas sobre la programación y el tiempo de publicidad. Y según parece el gobierno, ya sea nacional o autonómico, también hace oidos sordos a esas recomendaciones.

¿Eso es lo que nos va a traer la TDT? Casi mejor quedarnos como estamos.

Por otra parte, no se cuenta con que algunos puntos de sombra en los que la TV analógica llegaba a duras penas, pero llegaba, la TDT no llega, con lo que se quedan sin televisión, ni pública, ni privada.

Ya no hablemos de las concesiones de licencias, totalmente politizadas, que dejarán a muchas emisoras sin espacio para sus programas.

En definitiva, que tenemos una TDT con una programación digna de canales tercermundistas, excepto alguna excepción, y un espestro digital que será ocupado solo si le interesa al político de turno. En vez de exigir una programación de calidad se buscará una programación que sirva para los intereses políticos o económicos del mandamás de turno.

Personalmente, despueś de sintonizar tanta basura, al final borrando... borrando... de unos veintitantos canales se quedan en menos de la mitad, no vale la pena dar ni un resquicio de confianza a ninguna cadena que cada vez demuestran que les interesa mas la mala publicidad que la buena programación.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración