Canonical y el negocio de Ubuntu

Cambiando de tercio respecto a las entradas habituales, hoy toca hablar de informática.
La filosofía GNU/Linux es la de compartir y colaborar de tal forma que todos los proyectos GNU/Linux puedan aprovechar los avances de sus compañeros de viaje. Pero Canonical comienza a romper la norma con aplicaciones exclusivas para Ubuntu, como Landscape o Parallels entre otras. Además de exclusivas con derechos de copia y necesidad de registro pagando.

Ya se que existen muchas aplicaciones similares, pero es ahora cuando se empiezan a ver aplicaciones exclusivas para una distribución, al puro estilo Microsoft. ¿Nos encontramos ante el próximo "monopolio"?
Cuando se rompe la filosofía GNU/Linux ¿Sigue siendo ese escaparate el mejor donde reflejarse?

Primero llegaron los "contactos" de Novell y "RedHat" con Microsoft, ahora Canonical comienza a cerrar la puerta al resto de la comunidad GNU/Linux ¿Hasta donde se quiere llegar? ¿Vamos hacia otro sistema operativo privativo dentro de un mundo que pide libertad?
No digo que haya que acabar con Ubuntu, sino que hay que exigir a Canonical que sea respetuoso con todo lo que representa GNU/Linux y no siga cerrando puertas al desarrollo.
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración