Salir de la dictadura de la palabra

Necesito salir de esta dictadura de la palabra; necesito librarme de la censura que controla cada frase, cada expresión, cada gesto; necesito apartarme de esta guerra que por cada punto o cada coma te envía a un bando o a otro; necesito esquivar ese políticamente correcto que coarta la personalidad y enlata los discursos; necesito salir de ese círculo de odio que en cada esquina o rincón se ofende y obliga a que los demás se ofendan y castiguen cada letra.

Quiero ser libre en la palabra. como lo soy cuando hablo con mis compañeros, amigos o conocidos; como lo soy con mi familia o todos los que me rodean diariamente, y que decir o escribir sin limites, no me separa de ellos, no me cambian de bando, sigo siendo el que volverá a verlos otro día. Quiero ser libre como lo es toda esa gente ve vive su día a día y no el que dirán, que simplemente hablan sin rebuscar palabras. Quiero poder reír, cantar, llorar, amar, sin tener que reprimir ni una coma, ni un punto. Quiero recordar y soñar sin necesidad de borrar ni cambiar ni una letra.

No quiero odiar ni ser odiado por la palabra, ya sea dicha o escrita.

Quiero sencillamente ser alguien normal, como lo es la mayoría que en su vida cotidiana simplemente se expresa con palabras sencillas, sin necesidad de censuras, y no por ello llevan grilletes en la lengua. Que la voz y la pluma sea tan libre como lo han de ser todas las personas, que el odio no sigan culpando a la sencillez de la frase o el párrafo.

Quiero ser libre y salir ya de esta dictadura de la palabra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración