¿El nuevo camino de la FELE?

El representante de la FELE, Javier Cepedano, anuncia que como salida toca creer en nosotros y dejar de estar todo el tiempo contra Valladolid

Sin duda la única salida es mirar por lo propio, pasando de lo que hagan los demás. Por desgracia este mensaje de la FELE contrasta con las actuaciones de una Federación que lleva permitiendo que decenas, por no decir centenas, de empresas acaben con sus sedes en Valladolid, mientras en León quedan las migajas. Es decir, llevan mucho tiempo bajándose los pantalones ante las presiones que llegan desde el gobierno Junta autonómica, que prima a las empresas que se afincan en Pucela y sus parque empresariales.

Ahora dicen que hay que cambiar de aptitud. Dejar de mirar fuera y ponerse a trabajar aquí. Esperemos que sea verdad y no solo una estrategia más, ya sea con carácter electoralista o como cortina de humo en pagos de favores, para despistar y dar una imagen que siguen necesitando limpiar.

Este punto de vista hacia el desarrollo leonés no es nuevo, se lleva diciendo desde muchos colectivos leoneses desde hace tiempo. Nada como los leoneses para tirar por nuestra tierra. Aunque también se lleva avisando de otra situación, la que indica que los propios leoneses son los enemigos más peligrosos de su tierra.

Es por ello que sea importante que esas palabras no sean solo eso, palabras, unas más de tantas entre las que muchos leoneses sueltan solo para limpiar su imagen, pero que luego se convierten en papel mojado y una traición más a su tierra.

A pesar de lo dicho, es importante que lo mismo que dicen "no en estar todo el tiempo en contra de Valladolid", tampoco estar todo el tiempo acatando y agachando la cabeza ante lo que desde la ciudad castellana llega (ya sea por el gobierno autonómico o por las presiones de las autoridades de dicha ciudad y su entorno), y plantando cara ante las injusticias y la falta de equidad que el gobierno autonómico ha demostrado desde hace demasiado tiempo.

No hay que estar en contra de nadie, cada uno tira por lo suyo con total legitimidad. Pero eso no quiere decir que se permita que otros jueguen con ventaja por los favores interesados de administraciones, partidos políticos, sindicatos o cualquier otra institución. El juego limpio tiene que ser la primera regla para evitar las discriminaciones históricas, que ya sea por la pasividad de unos, los intereses de otros, o incluso los sobornos y corruptelas, que de todo hay en esta partida, han sufrido los leoneses desde hace demasiado tiempo.

Así que, ánimo con el nuevo rumbo si resulta no ser humo para tapar otras vergüenzas. Pero si al final resultan ser solo palabras en papel mojado por pagar algún que otro favor, espero que rueden cabezas, y las dimisiones sean inmediatas sin excusas ni más engaños. Porque no hay que olvidar que en la campaña electoral para las municipales y autonómicas, los empresarios tienen mucho que decir, y los leoneses conocemos de sobra las manipulaciones y engaños en estas épocas pre-electorales.

El beneficio de la duda aún sobrevuela ante los engaños pasado, espero que no caiga estrepitosamente a causa de otra nueva mentira.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración