Elecciones europeas

Aunque esperados en parte, los resultados electorales de estas últimas elecciones europeas han dejado muchos mensajes a todos los sectores políticos.
Estas son mis primeras valoraciones personales.... Claramente no se pueden sacar conclusiones definitivas al día siguiente, pero si un pequeño análisis sobre lo sucedido y lo que se espera de unos y otros.
  • Europa
Aunque sin duda los votantes de la mayoría de los estados, y más aún los españoles, nunca han tomado estas elecciones en tono europeo, sino más bien como examen para las próximas elecciones de cada estado, también hay que ver que resultado a nivel europeo se ha conseguido.

Los resultados a nivel europeo dan como vencedor al PPE (Partido popular europeo) y segundo a S&D (Socialdemócratas), manteniendo intacto ese bipartidismo que tanto ha sido castigado en España.

la derecha sigue siendo mayoría en Europa, pero lo más grave es la irrupción de la ultra-derecha que ha sido la vía de escape a la rabia en muchos estados, hasta el punto de que grupos neo-nazis como Amanecer Dorado consiguen representación. Aunque lo más preocupante es la victoria de Le Pen en Francia, un victoria que pone en jaque todo el futuro de la UE.
  • España
Como ya he dicho, más que unas elecciones europeas, todo esto ha sido un examen para las próximas elecciones generales.

Sin duda alguna la gran noticia es el batacazo del bipartidismo.
Por otra parte, no hay que olvidar la gran abstención, por encima del 50%. Aunque haya sido menor que en comicios anteriores, sigue siendo una cuenta pendiente por parte de la política española, y de otros estados, que demuestra su distanciamientos con una ciudadanía que no confía en quienes se suponen que han  de representarlos.
Los resultados vuelven a dar como ganador al PP, y segundo al PSOE, pero con una perdida de millones de votos, que sin reflejar claramente la desastrosa gestión del gobierno, y la pésima actuación de la oposición, en castigo seguro que hará que algunos muevan ficha dentro de los partidos.

Estos resultados dejan en la cuerda floja buena parte de los gobiernos a todos los niveles, haciendo saltar las alarmas desde todos los puntos ante las futuras elecciones.

Analizando por partidos:
  • PP
Sin duda la perdida de más de tres millones de votos sigue siendo insuficiente ante un gobierno que nunca a gobernado para salvar a los ciudadanos, sino que solo se ha dedicado a salvar la macro-economía. Sin contar con las denuncias de fraude electoral que han surgido desde varios puntos del estado español, de todos es conocido el voto fiel, que siempre acude en masa a votar y los de aquellos que solo votan PP, porque siempre lo han hecho y ni siquiera miran que es lo que están votando, el castigo sigue siendo insuficiente.
La duda es si la soberbia a la que nos tiene acostumbrado el PP, les permitirá ver más allá y hacer alguna reestructuración interna. La perdida de la mayoría absoluta en todas las regiones, hasta el punto de quedar en minoría ante la suma del PSOE y los partidos de izquierda, debería de hacerles pensar muy seriamente que no van por buen camino y necesitan dejar de castigar y mentir al pueblo.
  • PSOE
Igual que el PP, millones de votos perdidos siguen siendo, a primera vista, insuficientes ante la pésima oposición que han ejercido. Por mucho que se empeñasen en negarlo, sin ninguna duda jugaban a perder, aunque quizá no tanto. Más les importaba recortar con el PP, como si una competición de ver quien pierde menos fuese, en la que quizá hayan ganado, pero con una deshonra evidente.
Desde el nombramiento de Rubalcaba, se veía claro que era un líder para ser desgastado y que diese paso a un nuevo PSOE tras su primera gran derrota. Ahora tienen la oportunidad de dar ese paso. Y no solo pasa por quitar a Rubalcaba o poner en marcha unas primarias, sino que necesitan mirar a su alrededor, bajar de ese pedestal en el que aún siguen subidos, a pesar de estas elecciones.
Según parece, y mientras escribo estas líneas, la ejecutiva del PSOE está moviendo ficha en el sentido de asumir las responsabilidades políticas, ya veremos en que sentido. Por lo menos Rubalcaba admite su fracaso y dejará la dirección del partido, es de elogiar
  • Izquierda Plural
Partían como el grupo que iba a recoger los votos perdidos por el PSOE, y sin duda alguna recogieron muchos, aunque quizá no todos los esperados. Ya anunciaron su miedo a la nueva formación Podemos, y ese miedo se ha confirmado.
Con programas similares, objetivos casi idénticos, Izquierda plural y Podemos han decidido tomar caminos separados por pequeñas diferencias. La gran pregunta es si esas decisiones son acertadas para posicionar a la izquierda dentro del panorama político, o vuelve a ser una división irreconciliable más. Es más ¿se hubieran conseguido tantos votos juntos, o es mejor que hayan ido separados para acaparar esa ingente cantidad que se han llevado?
Sea como sea, la Izquierda plural, pese al éxito y que se haya plantado como tercera fuerza política, también necesita una gran reflexión. Porque a pesar del resultado, también ha sufrido el voto de castigo contra IU, sobre todo, como parte del actual sistema que se ha dedicado a pactar con unos y otros, en busca de poder o lo que sea que busquen.

  • Podemos
La gran sorpresa, el que todos los analistas consideran el gran vencedor de estas elecciones, es el ejemplo claro de que hay algo más allá del sistema establecido.
Como ya he dicho, el programa no distaba mucho del de Izquierda Plural, incluso se podría ser que es casi idéntico salvo algunas excepciones. Pero a pesar de eso, el estar al margen de la política tradicional, unido al descontento de los ciudadanos con una clase política acomodada, a conseguido atraer más de un millón de votantes que han visto en esta formación otra forma de hacer política.

La gran pregunta, ya está hecha antes ¿hubiera sido mejor una alianza con la Izquierda Plural para acudir juntos a las elecciones? Nunca se sabrá. Lo evidente es que al final, ese programa casi idéntico servirá para llegar a esos pactos contra las políticas de derecha.

Eso sí, a Podemos le toca ponerse las pilas, pero muy rápido. Si, como dicen, van a seguir adelante con esta formación de forma independiente, y se van a presentar en las generales y municipales, se encuentran en una situación delicada debido precisamente a su forma de captar militantes.
No digo que sus militantes y quienes se presenten a las elecciones no valgan para cualquier puesto, incluso lleguen a ocupar muchos gracias a esa peculiaridad, pero luego toca actuar dentro de las instituciones. Y es allí, dentro de las instituciones donde salgan elegidos, donde los electos están en desventaja. Una desventaja, no solo por la falta de experiencia, sino también por la falta de formación política. No es que tengan que cursar una carrera de derecho o similar, sino que van a tener enfrente a viejos zorros de la política, que se las saben todas y que parten con ventaja. Unos viejos zorros que saben manipular cualquier situación para llevarla a su campo, y con la que tendrán que luchar unos inexpertos, con muchas ganas y con muchas ilusiones, pero inexpertos, que van a recibir por todos los lados. Por supuesto que nadie nace enseñado, pero en este caso se puede tropezar con un sistema viciado, que por supuesto ha de ser cambiado, pero de momento aún sigue donde está.

Toca cambiar el sistema, sin ninguna duda, pero toca cambiarlo desde donde estamos, y es por eso que Podemos, como ejemplo claro de partido con ganas de buscar otras vías necesita aprender primero como se actúa dentro, para poder cambiarlo.

Siendo serios, Podemos es el aire fresco que necesitaba la política española, pero lo tienen muy difícil en muchos casos y situaciones si quieren ser una alternativa. Eso sí, difícil no quiere decir imposible.

  • UPyD
A pesar de la falta de democracia interna que muchos ex-militantes de este partido han denunciado, el discurso populista ha servido para que descontentos sobre todo del PP, y algunos del PSOE, haya conseguido el quinto puesto.
Como buena parte de los partidos, su lucha era contra el bipartidismo, y han contribuido a ese objetivo, sin ninguna duda. Aunque parece ser esperaban mucho más, sobre todo a superar a los grupos de izquierda, y este quinto puesto, dentro del éxito, no deja muy clara la via tomada. Por desgracia, esa falta de democracia interna va a impedir que este partido tome medidas para arreglar el desastre.
  • Otras formaciones
Como era de esperar, en regiones históricamente nacionalistas, han triunfado esas formaciones. Nada nuevo sobre la faz de la tierra, por mucho que algunos pretendan asociarlo a las pretensiones independentistas.
En cuanto a la tendencia de algunos estados europeos hacia la ultraderecha, en España no ha tenido ese efecto llamada. Aunque VOX ha conseguido varios miles de votos, no ha cuajado como alternativa a los más radicales del PP.

  • País Leonés 
En clave local, poco dista de la situación estatal.
A pesar del castigo que el País Leonés ha recibido desde los grandes partidos, el voto leonés sigue siendo dirigido mayoritariamente a los dos grandes. Igualmente, a pesar de todo, han sufrido su castigo en favor de los partidos de la izquierda IP y Podemos.

Tanto en León como en Zamora, Podemos pasa a ser la tercera fuerza política, mientras en Salamanca es UPyD los que ocupan ese puesto.

Lo dicho anteriormente sobre Podemos, sirve para el País Leonés. El apoyo recibido les obliga a ponerse las pilas rápidamente para poder ocupar los puestos que seguramente lleguen a ocupar tras las próximas elecciones, para poder tratar de tú a tú, sin desventaja, a los viejos zorros de la política. E igual que a nivel nacional, a Podemos e Izquierda Plural, por su coincidencia casi exacta de sus programas, les toca mover ficha hacia la izquierda que plante cara a las políticas de la Junta. Eso si, sin olvidar que aquí hay dos regiones, algo que Podemos ha reconocido durante la campaña, esperando que no se olvide una vez recogidos los votos.

En cuanto al PREPAL, único partido leonesista que se presentó, poco que decir. Dobló el número de votos de las anteriores elecciones, pero continúa siendo una anécdota dentro del panorama político. Solo destacar que ha recibido votos desde casi todas las provincias, quizá por la emigración de miles de leoneses que se han visto obligados a vivir fuera de su tierra. Tristemente otros partidos de los llamados leonesistas no se han atrevido, por una u otra razón, a dar la cara.

  • Conclusiones rápidas.
A nivel europeo quizá no haya mucha novedad o cambio tras estas elecciones, sea como sea, no hay grandes diferencias respecto a lo anterior. Solo hay que estar vigilante ante esos grupos de radicales que se aprovechan de estas elecciones para luego difundir sus ideales contra la convivencia ciudadana.

En cuanto el panorama español, seguramente haya grandes cambios en las grandes formaciones, pero no solo sirven cambiar las personas, hay que cambiar los programas y las formas de actuar.

Por desgracia, en menos de 24 horas, ya vemos que algunos no aceptan los resultados, demonizando e incluso criminalizando a los nuevos protagonistas. Parece que duele mucho ese batacazo al bipartidismo, quizá porque ahora toca repartir más ese pastel que solo unos pocos saboreaban. Mucho cuidado con estos movimientos, con estas declaraciones, que pueden llevar a manipulaciones en contra de quienes han sido elegidos democráticamente.

Lo deseable es que todo este maremoto que ha removido a las castas políticas, sirva para crear una nueva forma de hacer política. Que no sea un mal sueño, y sobre todo que no sea un fraude.
No es cuestión de que desaparezca ninguna formación, pero si de que se planteen un nuevo panorama para el siglo XXI, una nueva política que deje atrás el arcaico pensamiento heredero de épocas ya pasadas. Dan igual las siglas, lo importante son los actos.
Los nuevos protagonistas han abierto la puerta a esa nueva forma de hacer política, donde los ciudadanos obligatoriamente han de tener más protagonismo, pero aún queda mucho camino, y eso lo demuestra la altísima abstención.

Las primeras impresiones son alentadoras, ahora toca esperar y ver que es lo que nos depara el futuro. Si de verdad algo está cambiando, o por el contrario el sueño se convierte en pesadilla.
Ningún voto es inútil, lo inútil es que los votados mientan tras ser elegidos. Toca ahora exigir a quienes cada uno ha votado que cumpla con lo prometido.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los signos de interrogación y admiración

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma