Chantajes, estafas y corrupción en la Junta

A las preguntas del procurador de UPL sobre las subvenciones a la multinacional Renault, el presidente autonómico pone como excusa que la multinacional es la principal empresa industrial de Castilla y Leòn.

Entre 11 y 12 millones de dinero público serán desviados a esa multinacional, sin ninguna esperanza por recuperarlos en ningún momento. Millones de dinero público que se recortan a la educación, sanidad, minería, infraestructuras, parques tecnológicos en las provincias leonesas, ganadería, agricultura, y cualquier partida social, pero se regalan a una multinacional que solo ni lo necesita ni revierte ningún beneficio en la comunidad autónoma, sino que simplemente sirve para mantener dos plantas de producción en dos puntos muy concretos, pero en ningún caso ser motor de beneficio económico en ningún caso. Y por supuesto, ya no cero, sino menos que cero, por las perdidas de dinero público que conlleva, de beneficio para la región leonesa.

Esto hace pensar que el chantaje de dicha multinacional a la Junta no es gratuito, y alguien está recibiendo algo a cambio por ese trato de favor. La sombre de la corrupción, que ya tapa buena parte de la política española, vuelve a estar presente en la política autonómica.

Mientras las comarcas mineras agonizan, los ganaderos exigen soluciones inmediatas ante una situación ruinosa del sector, los agricultores ven que los precios no son acordes con lo que cuesta la producción; mientras se cierran escuelas y centros médicos, o se obliga a repagar por la atención sanitaria; mientras se anulan proyectos de nuevas infraestructuras; mientras todo eso pasa, se regala dinero a una multinacional privada ¿es o no una estafa?

Y ante este robo manifiesto a los ciudadanos, solo un procurador pide explicaciones, aún sabiendo las mentiras y excusas estúpidas que el presidente autonómico iba a escupir ¿Donde están el resto de procuradores que no denuncia esta estafa y robo de dinero público?

Otra vez más nos damos cuenta que en este engendro autonómico nos gobiernan unos personajes que están al servicio del centralismo y no les importan los chantajes y las estafas con tal de mantener este fracaso de comunidad autónoma que solo sirve para beneficiar a unos pocos mientras arruinan a sabiendas al resto.

Es grave, muy grave, que se siga admitiendo un chantaje, y sobre todo que los políticos  todos bajo la sospecha de la corrupción, permitan y justifiquen el robo a los ciudadanos. Pero peor será que las excusas del presidente autonómico pasen otra vez al olvido, sean admitidas como buenas, y nadie pida explicaciones de porque si para las empresas privadas, pero no para la sociedad y los sectores públicos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración