Las siglas no son dueñas de las causas

Hay miles de causas por las que luchar, hay millones de razones para apoyar unas u otras. Por desgracia a la hora de movilizarse para apoyar esas causas se mira con lupa que siglas las apoyan, llegando a muchas personas a anteponer las siglas a la causa en sí.

¿Merece una causa perder su objetivo por culpa de unas siglas que la apoyen?
Es cierto que muchas veces las siglas se han ganado el rechazo de buena parte de la sociedad por culpa de acciones que: o no han sido bien explicadas por su complejidad, o han sido manipuladas por algunos medios de comunicación y con ellos difundidas con esas erratas al pueblo, o se han equivocado, o quizá también lo han hecho como querían y el pueblo no lo ha aceptado.
En cada uno de las situaciones, el responsable o el responsabilizado es el que debe de rendir cuentas con sus seguidores, pero no debiera en ningún caso servir para desfigurar cualquier tipo de causa por el mero hecho de apoyarlas con sus siglas.

¿Acaso una causa es culpable de ser seguida por quienes han errado o se les acusa de ello?
Teniendo en cuenta que nadie es perfecto y por tanto nadie está libre de culpa o de ser culpado ¿habría que abandonar cualquier causa por que unos u otros la apoyan?

Es por ello que abandonar una causa mirando quien la defiende, lleva a la duda si el que lo deja quiere defender esa causa o si la causa merece ser defendida.

En cualquiera de los casos, nunca debieran de ser las siglas los condicionantes, sino las razones sobre la causa las que lleven a cada persona a apoyarla o no.

La famosa frase tan de moda actualmente "No nos representan", esgrimida por los llamados "indignados", no significa que no puedan defender en uno u otro momento la misma causa. Es tal ese convencimiento, que a pesar de seguir adelante con esa frase, los indignados no abandonan las causas y de una u otra forma se unen a quienes la defienden, clara demostración de que una causa está por encima de las siglas.

Por desgracia aún hay gente que prefiere mirar las siglas antes que las causas, aunque diga que está de acuerdo con los objetivos de dicha reclamación ¿de verdad apoyan la causa o es un simple maquillaje ante toda la sociedad?
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los signos de interrogación y admiración

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma