¿España o los españoles?

Dice el gobierno que las nuevas medidas económicas servirán para recuperar la credibilidad y salvar a España de la quiebra.

La gran pregunta ¿se puede salvar a España sin salvar a los españoles?
Mientras la gran mayoría de los españoles no llegan a fin de mes, muchos necesitan acudir a la caridad para que sus hijos puedan comer, muchos son desahuciados por no poder pagar los alquileres, la gran idea del gobierno es apretar mas los cinturones a los ciudadanos y subir todo tipo de tasas.
Por primera vez en esto que se ha dado pro llamar democracia, el sueldo mínimo es congelado. Dicen que es necesario para que las empresas contraten trabajadores ¡MENTIRA! Si no los han contratado durante el año pasado ¿que ha cambiado para que les contraten este año nuevo? NADA. Es más, esa congelación solo sirve para hundir mas las economía, las cuentas son más que claras. Si se suma la congelación a la subida de precios, resulta que el ciudadano está mas ahogado y puede gastar menos, con lo que la economía en vez de ir hacia adelante, solo hace que retroceder, y las empresas en vez de poder vender mas, empezarán a recortar esas ventas y con ellos sus ingresos y de paso sus contratos. Es decir, congelación sueldo es sinónimo de más paro. 

Además si se suma la subida del IRPF como máximo sistema para recaudar el dinero que la administración necesita, atacando directamente a las rentas del trabajo, tenemos que son los trabajadores los que siguen sufriendo la crisis que las grandes economías han creado.

Llega a tal punto la barbaridad que se nos está vendiendo, que esa competitividad que era tan necesaria para salir de esta situación ya ha dejado de importar. Y es así desde el momento en que los recortes a la investigación y desarrollo vuelven a dejar a España en punto muerto a manos de las innovaciones del extranjero
Y no hablemos de las ayudas a la dependencia, que desapareciendo obligan a que los más débiles e indefensos tengan que hacer malabares no solo para llegar a fin de mes, sino para poder vivir dignamente. Pero ya se sabe, los dependientes no producen, y por ello quizá sobren, así que es mejor quitarlos de en medio (duras palabras, pero que reflejan claramente lo que el parón de las ayudas deja en el panorama español)

Volvemos a lo de siempre, los grandes bancos, las grandes fortunas, las multinacionales, las grandes empresas salen beneficiadas, mientras los españoles de a pié se arruinan aún más.

Pero parece que esto es lo que los españoles quieren por mayoría. Las elecciones dieron el poder a las subidas de impuestos, a las congelaciones de salarios, a los recortes sociales, a los recortes en sanidad y educación,a ser esclavos de Europa, el FMI, los grandes bancos y la CEOE.
Da igual que los españoles se arruinen, ya buscarán métodos para que se olviden de ello, para algo está la telebasura, el fútbol o cualquier otro espectáculo ¿no le suena a alguien esto? Circo y pan para el pueblo, mientras los poderosos se hinchan a caviar.

Ya, algunos dirán que solo es pasajero, que apretarse el cinturón ahora servirá para salir mejor después. Lo curioso es que los que saldrán mejor no se aprietan el cinturón mientras los que sufren sus excesos son los que sufren esos recortes (porque llamarlo ajustes es un insulto a la inteligencia)

¿A quien quieren salvar? A los españoles está claro que no, porque menos sueldo y mas impuestos solo lleva a mas ruina. Así que ¿a quien se pretende salvar?
1 comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración