Derribos y Destrucciones CyL



Llega 2012 y llegan los datos de población. Como viene siendo habitual el País Leonés encabeza la lista de despoblación, muy por delante (o por detrás según se mire) del resto de regiones.

Y todo llega a niveles más que preocupantes cuando los más que consabidos movimientos del entorno rural a las ciudades no se cumple en el caso de las urbes leonesas, llegando en muchos casos a tener menos población hoy en día, que hace 20 años.

A pesar de ese dato negativo, los políticos leoneses, sean de la provincia que sean, siguen justificando la desastrosa y fracasada comunidad autónoma que nos toca compartir con Castilla.


Para más escarnio, el reparto de puertos secos se hace pasando de largo por los intereses leoneses, incluso europeos, al primar los intereses centralitas sobre las lógicas rutas de transporte.

Es verdad que Salamanca consigue ser centro de destino de los puertos portugueses ¡Faltaría más! Ignorar ese acceso sería mostrar descaradamente las cartas marcadas de los fulleros que rigen este engendro.
Pero lo más vergonzante es el desvío de los puertos asturianos hacia Venta de Baños, a menos de 40Km de Valladolid, ignorando el paso lógico como León y sus alrededores. Si a eso se le añade el incomprensible y sin ninguna razón logística del puerto seco que atenderá a Santander, habiendo ubicaciones mucho más cercanas y estratégicas, queda claro que el eje centralista se refuerza, mientras se sigue destruyendo los alrededores. No olvidando que algunos puertos del norte ya tenían otras sedes fuera del engendro autonómico.

 No hay que olvidar a los aeropuertos. Cuando salen las cifras “oficiales” de pasajeros soportados por los aeropuertos del engendro autonómico, claramente se ve como las plazas castellanas gana, mientras las leonesas pierden.
Quizá haya que hacer otras cuentas, y sumar los autobuses que tienen que fletarse hacia Valladolid por falta de vuelos en León o Salamanca. Contar cuanto gasto suponen esos autobuses y cuantos podrían haberse evitado si hubiese vuelos desde León o Salamanca. Pero esos datos se ocultan y se vuelve a poner en cuestión la red de aeropuertos bajo datos manipulados. Todo ello sin contar con la nula labor de cierto consorcio de cierto aeropuerto, presidido por cierta persona que cobra por impulsarlo pero en vez de ellos sigue cobrando por destruirlo.

Y como no, para terminar, aunque no sea el fin de la larga lista de agravios, nos queda, o mejor dicho cada vez quedan menos, las empresas que huyen de tierras leonesas por falta de las infraestructuras que no llegan por el nulo interés de la administración, aunque quizá por los intereses creados en otras partes, o por falta de apoyo institucional. Además de las que solo tienen permiso para operar en el eje del centralismo "o en ningún sitio", sin importar que la ruinase siga cebando con los alrededores de dicho eje.

Pero todo da igual, Derribos y Destrucciones CyL va bien. Sus empleados bajo la orden de una Fundación Villalar, aceptan las mentiras, aceptan los engaños, aceptan las ordenes sin rechistar, no vaya a ser que pierdan el cómodo sillón que han conseguido gracia al voto de los ciudadanos que ahora les toca sufrir los recortes y la manipulación de la historia, la ignorancia gracia a una educación a base de engaños, el desprecio de la cultura y patrimonio, y sobre todo la anulación de cualquier futuro en la tierra que les vio nacer.
Por supuesto esa Fundación Villalar en ningún momento entra dentro en los planes de austeridad y seguirá derrochando inútilmente el dinero con el único objetivo de seguir difundiendo mentiras para justificar un engendro autonómico fracasado y sin ningún futuro.

Eso sin contar con los asalariados agradecidos por simplemente poder vivir, aunque sea en la miseria, mientras se dedican a criticar y colaborar con la gran empresa Derribos y Destrucciones CyL, para allanar el camino necesario para que el secarral leonés se convierta en una realidad.

Y no hablemos del, ya mencionado hace unos días, caldo de oportunistas y envidiosos, que solo sirve para que la gran empresa se ria de los que poco a poco va desalojando y desplazando a los suburbios que van apareciendo alrededor de la gran urbe que nace de ese centralismo que algunos siguen negando.

¿A donde queremos llegar? ¿Son los suburbios de la gran urbe surgida del centralismo autonómico el futuro de los leoneses?¿Que intereses hay entre los propios leoneses para seguir enterrando tanto el pasado como el futuro?

Podria que decir que es triste ver como la gran empresa Derribos y Destrucciones CyL sigue consiguiendo sus objetivos, pero lo cierto es que de triste ya tiene poco, es vergonzoso, insultante, para cabrearse, que los leoneses sigan haciendo el caldo gordo a los que bajo excusas estúpidas, a base de insultos, sin ocultar su desprecio por lo leonés, escudándose en mentiras y engaños, año tras año siguen destruyendo y derribando... Es despreciable como los propios leoneses prefieren mirar hacia fuera y olvidarse de lo suyo. Y sobre todo es deprimente ver como se trata a los que quieren luchar por mejorar el futuro sea tratado como un ser extraño y pasado de moda.
A veces uno no le queda mas remedio que avergonzarse de los suyos, cuando ve como en otros sitios luchan por sus derechos, por su futuro, por sus señas de identidad, por su cultura y sus historia, mientras aquí desprecia, ignoran, dejan manipular, y solo se acuerdan de ellos cuando les toca de cerca, pero los vuelven a olvidar cuando pasa la tormenta, sin tener en cuenta que prevenir siempre es el mejor remedio.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración