2012 ¿Resurgimiento del leonesismo?

2010, año en que se cumplían 1100 años del nacimiento del Reino de León, fue quizá el año en el que el leonesismo político dio la espalda definitivamente al sentimiento social. Un año clave en la historia leonesa se dejó pasar sin aprovechar la oportunidad que se tenia delante de las narices para reivindicar la importancia del Reino de León dentro de la historia de España y del mundo.

2011, año de elecciones, ratificó ese desencanto del pueblo leonés con los políticos que se hacían llamar leonesistas. Nunca se habían conseguido peores resultados entre las finas leonesistas. Es posible que la crisis y las manipulaciones mediaticas hayan ayudado a perder esa confianza, pero a nadie se le escapa que la oportunidad perdida el año anterior fue un detonante que sirvió para distanciar al pueblo de los políticos.

Estamos finalizando este desastroso año 2011 y parece que algo empieza a moverse por algunos rincones.
El histórico, aunque también polémico, De Francisco se quita de en medio "para no ser obstáculo en la unión del leonesismo". A nadie se le escapa que la figura de De Francisco es una pieza clave en la ruptura y distanciamiento entre dos de los partidos leonesistas, quizá su alejamiento de los puestos de decisión sirva para que vuelvan las confianzas y la posible unión.
Aunque claro, la marcha de De Francisco debiera de ser correspondida con remodelaciones en los otros dos partidos leonesistas. Esperemos que las noticias se vayan sucediendo en la escala política.

Por otra parte, tenemos a un leonesismo social, conocedor que la política es necesaria para sacar al País Leonés de la actual situación, tiene su mano tendida para que los políticos se acerquen a ellos. Aunque en ese acercamiento no se admiten condiciones por parte de los representantes de los partidos, sino más bien se busca que tomen nota de las sensibilidades de la sociedad para que empiecen a trabajar juntos, para hacer resurgir de nuevo a ese espíritu leonesista que en el pasado saco a miles de personas a la calle para protestar contra las injusticias a las que se sometía al País Leonés.

El leonesismo en general espera que los castigos aplicados en las urnas y el distanciamiento con sus representantes sirvan para que las conciencias despierten y los cambios sigan produciéndose ¿alguien será capaz de seguir aferrado con uñas y dientes a su sillón sin mover ficha para esta nueva era?

¿Será capaz el leonesismo político de empezar a admitir que el leoneismo social es quien los mantiene y que necesita que se integren dentro de esa estructura de toma de decisiones para avanzar en el proyecto de futuro?

¿Será el 2012 el año del resurgimiento y la reunificación del leonesismo?
Todos deseamos que así sea, ahora hace falta que la soberbia y la avaricia dejen paso al compromiso y la humildad.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración