¿Recortes? a lo mejor, pero antes....

Tal y como está la economía, "recortes" se ha convertido en la palabra de moda.
Pero los recortes han sido dirigidos principalmente a los servicios públicos y todo aquellos que los ciudadanos pagamos con nuestros impuestos. Con este panorama alguno puede pensar que es necesario subir los impuestos para poder evitar tales recortes, pero lo cierto que es que hay otras vías que nadie se atreve a plantear.

Nadie habla del sector privado y sus beneficios. Nadie habla de las subvenciones que empresas y organizaciones privadas reciben a costa de los impuestos de todos.
Nadie ha planteado quitar a las empresas privadas esos beneficios fiscales que disfrutan por hacer tal o cual tipo de contrato. Curiosamente en Europa dichas rebajas fiscales no llegan ni por asomo a la altura de las españolas y sin embargo se crea más empleo, incluso con esas rebajas en España se sigue destruyendo empleo; por lo que se deduce que la vía para crear empleo no es beneficiar fiscalmente a las empresas privadas.
Nadie se ha planteado que las empresas privadas no reciban ninguna rebaja fiscal, o no tengan tanto beneficio de cara a las arcas publicas, por patrocinar eventos o reuniones de cualquier tipo.
Nadie ha exigido que las administraciones públicas dejen  de subvencionar organizaciones o fundaciones privadas, por mucho que promocionen tal o cual evento o territorio (algo que debiera ser obligación de cada administración y nunca tendría que haber pasado a manos privadas)
Nadie ha dicho que las empresas privadas que han recibido millonarias cantidades para "salvarlas" de la "crisis" empiecen a tributar un poco más para pagar su deuda con el estado o las administraciones menores.

El sector privado español es uno de los más beneficiados de Europa con las ayudas fiscales, sin embargo es el sector público el que más sufre los recortes de esas ventajas fiscales que nadie se atreve a rebajar.

En fin, muchos beneficios, rebajas y ventajas fiscales para el sector privado han de ser eliminados antes de recortar lo que todos los ciudadanos, o por lo menos así debiera de ser, pagamos con nuestros impuestos.

Por supuesto sin olvidarse nunca de investigar la tasa de fraude fiscal, una de las más grandes de Europa, que parece que tampoco nadie quiere tocar.

¿Alguien más, además del sector privado, se beneficia de tales desvíos de los impuestos de los españoles?
¿Tanto miedo hay a plantar cara a estos que están exprimiendo a los ciudadanos sin dar nada a cambio?

Las últimas encuestas indican que la guerra contra los mercados seguirá siendo perdida por los ciudadanos ¿tan pocas ganas de vivir bien tenemos es esto que llamamos España?
Este es el panorama que nos han dejado los sucesivos gobiernos que han  pasado por España, sin excepción, y esta es la herencia que nos han dejado entre todos. España vendida al sector privado y los impuestos de los españoles destinados a pagar los caprichos de empresas que extorsionan y juegan con los ciudadanos con el único objetivo de que España siga siendo el paraíso del sector privado dentro de una Europa que avanza con eficacia contra una España que camina como un cangrejo. Y lo que nos espera tiene pinta de ser más de lo mismo si no se da un giro radical....
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración