Pagar por no tener, pagar por errores ajenos

Una de las reivindicaciones mas reclamadas, ante los desahucios continuos en España, es la dación en pago, es decir, si no puedes pagar tu hipoteca que la puedas saldar con la vivienda hipotecada.

De ninguna forma es normal que si te quitan la vivienda por la que estás pagando, tengas que seguir pagando por ella. Pero no es tan sencillo, ya que entra en juego valor actual y el de la fecha de compra de dicha vivienda, y es en eso en lo que los bancos y otros agentes se basan en rechazar dicha dación por pago.

Las tasaciones muy por encima del precio real en las épocas de bonanza son las que han llevado a los ciudadanos a ser esclavos de los bancos. Sobrevaloraciones que fueron buena parte culpables de la actual crisis, pero que los bancos no están dispuestos a pagar y de ninguna forma aceptan ni un solo céntimo de perdida por sus errores.
Está claro que mucha gente se aprovecho de tales sobrevaloraciones e hizo negocio con ellas, pero muchos otros, ciudadanos de a pie sin mas aspiración que una vivienda digna (tal y como indica la constitución española), simplemente pudieron acceder a ella a duras penas, pero con esperanza de poder pagarla, aunque fuese hipotecándose toda su vida.

Y son esos ciudadanos, que simplemente deseaban una vivienda donde poder pasar sus días, los que ahora sufren los errores de una banca que llora por la crisis, pero se aprovecha de la misma y de sus propios errores. Por desgracia, los dos grandes partidos, y algunos mas que les acompaña en estos casos, lejos de buscar que se cumpla el artículo 47 de la Constitución, prefieren mirar hacia otro lado y que los ciudadanos se queden en la calle arruinados, hipotecados de por vida y sin futuro ni para ellos ni para sus familias ¿Donde está el respeto a la ley? ¿Es la ley distinta para cada ciudadano en virtud de su poder adquisitivo? Quizá está ultima pregunta sobre, por desgracia el que mas tiene también tiene a los legisladores, que no la ley, de su lado.

Llegando al extremo de que no se puedan cambiar las condiciones del contrato adquirido por los hipotecados, también habría que llegar al otro extremo, que quizá no sea tan extremo sino pura lógica. Y se trata simplemente de investigar las tasaciones realizadas y multar las sobrevaloradas y engordadas artificialmente y sin justificación, de tal forma que los bancos paguen sus tejemanejes especulativos igual que hacen pagar a los ciudadanos los contratos firmados. Pero ya hemos visto que en vez de ser sancionados, son premiados con dinero público para sanear sus cuentas, el mundo al revés ......

Y llegando a mas. Sin los bancos han recibido rescates para poder saldar sus supuestas deudas ¿porque no las usan para tapar esos agujeros creados por las sobrevaloraciones? o ¿porque no pueden recibir los ciudadanos rescates por los abusos especulativos de los bancos?
Pero está claro que los gobernantes de España, Europa y el Mundo, los bancos, por supuesto, no los políticos, no está dispuestos a reconocer sus engaños o errores, y mucho menos perder ni un centimo, aunque tengan que dejar a ciudadanos en la calle.
Pero como en tantas otras ocasiones siguen sin darse cuenta que son esos ciudadanos, los que pueden consumir o pagar cualquier producto de cualquier tipo, los que mueven la economía, y sin esos ciudadanos la economía se va al garete, y con ella los bancos.
Pero da igual, siempre pagan los mismos, aunque no tengan porque pagar porque se lo han embargado. Mientras tanto, los que han creado la actual situación son premiados por sus errores y su avaricia. Como ya he dicho, el mundo al revés...
1 comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los signos de interrogación y admiración

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma