Mientras unos califican, otros se mueren de hambre.

Dicen que una imagen vale mas que mil palabras, pero hay imágenes que son tan estremecedoras que da hasta miedo ponerlas. Y unas de esas imágenes son la de los niños que se mueren de hambre en el mundo porque el mundo no quiere arreglar ese problema.

Mientras las empresas de calificación se empeñan en especular con las economías mundiales, mientras se hablan de millones de euros en rescates, mientras se habla sueldos millonarios a los banqueros, mientras las primas corren por los bolsillos de los multimillonarios...... mientras tanto miles de personas se mueren de hambre por el egoísmo de aquellos que se dedican a especular sin importarles nada lo que están haciendo se mundo en el que viven.
Mientras los especuladores hacen negocio con las guerras, los alimentos, incluso con el agua, millones de personas no pueden acceder a los mas básicos servicios.
Pero los especuladores, agencias de calificación, FMI, bancos, etc... son insaciables. Ya se han salido con la suya en Grecia y ahora van a por Portugal, de forma que los millones de euros o dólares sigan corriendo por los mismos bolsillos, y que ninguno llegue a otros bolsillos mas allá de los suyos.

Mientras se juzgan a dictadorcillos de tres al cuarto por crímenes contra la humanidad o genocidios, los dictadores con mayúsculas que atentan impunemente contra el mundo en general, que permiten genocidios sin inmutarse, siguen campando a sus anchas y siguen permitiendo que esos crímenes sigan siendo algo habitual en el mundo.

Mientras especuladores, agencias de calificación, FMI, bancos, etc... siguen atacando las democracias con su dictadura y siguen con sus crímenes contra la humanidad ¿que hacen los países que tanto se las dan de democráticos? No hacen nada mas que colaborar y dar alas a estos organismos que destruyen en vez de construir, es decir, se convierten en cómplices y por tanto culpables de dichos actos.

¿Hasta cuando habrá que seguir con esta escalada del crimen internacional? ¿Nadie es capaz de parar los pies a estos nuevos dictadores?

En fin, aquellos que tengan curiosidad, aunque aviso, no es nada agradable, que busquen en la red la palabra "hambre", las imágenes son estremecedoras y no creo que nadie se quede impasible ante ellas ¿o quizá si?
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los signos de interrogación y admiración

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma