Visionario hoy, ciegos ayer.

Sigo viendo miles de visionarios que se las dan de haber avisado sobre los probelmas actuales.

Visionarios que ahora, a toro pasado, dicen que la izquierda es responsable de los soldados muertos en Afganistan, pero que no fueron capaces de verlo cuando enviaron las tropas allí bajo el mandato en España de Aznar y en EEUU de Bush. Eso si, bien que callan ante el asesinato por parte del gobierno de EEUU a un periodista español, o las manipulaciones del gobierno de Aznar ante el "accidente" del Yakovlev en la que prohibieron a los propios compañeros de los soldados muertos hacerles un homenaje como se merecía.

Visionarios que ahora, a toro pasado, dicen que con la izquierda solo se crearían millones de parados, pero que no fueron capaces de ver que los abusos del ladrillo nos llevarían a esta situación.

Visionarios que ahora, a toro pasado, dicen que España está al borde del rescate por no saber gestionar la crisis, pero no fueron capaces de ver a los especuladores que jugaban con la economía española para llenar sus arcas.

Visionarios que ahora, a toro pasado, llaman a los recortes en todas las administraciones, pero no han sido capaces de exigir esos recortes antes de llegar a situaciones críticas.

Visionarios que ahora, a toro pasado, exigen reducción de consejerías y cargos públicos, pero no han hecho nada para ello ni siquiera el año pasado.

Visionarios que ahora, a toro pasado, dicen que sobran inmigrantes en España, pero que nada hicieron cuando venían como mano de obra barata, y muchas veces ilegal, para trabajar en el ladrillo por cuatro perras.

Visionarios de pacotilla que, culpando a los que les ha explotado en las manos los abusos, excesos, manipulaciones y engaños que han sufrido los españoles en el pasado, buscan solucionar ahora los errores que no supieron ver en su momento, por mucho que ahora digan que lo llevan advirtiendo hace tiempo.

¿Donde estaban esos visionarios cuando todavía se podía solucionar algo? Seguramente disfrutando de sus buenas rentas, de sus pingües beneficios sin ser capaces de ver que ese estado artificial del bienestar les explotaría en las manos.

Muchos visionarios que no fueron capaces de ver los errores del ayer y ahora salen como ratas a comerse a los que los sufren por no reconocer los fallos que ellos mismos fomentaron o crearon.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los signos de interrogación y admiración

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma