Rescate ¿a quien?

Tras las reformas en Grecia, Europa da paso al plan de rescate de la economía helena.
Tras las reformas en Grecia, los griegos pierden derechos, servicios y están abocados a perdida de poder adquisitivo y miles, por no decir millones de despidos.
¿Es la economía griega la rescatada? Porque los griegos son parte de esa economía, y la mayoría de ellos no ganan nada, sino que mas bien pierden hasta lo mas indispensable. Es decir, de rescate a Grecia nada, mas bien a sus instituciones financieras a costa de los ciudadanos ¿le suena esto a alguien?
No es Grecia lo que importa, sino Europa, pero no la Europa de los ciudadanos, sino la Europa de los bancos y las grandes empresas, no la Europa del los servicios públicos, sino la Europa de las privatizaciones.

No son los griegos o europeos los que deciden, sino el FMI, los grandes bancos, las agencias de calificación y los especuladores. Y son estos, los que deciden, los únicos que ganan, porque el resto seguirá en sus manos y tendrán que acatar sus ordenes bajo las amenazas de rescates, de calificaciones y de subidas de primas de riesgo que nada tiene que ver con el pan de los europeos, sino que solo se dirige al caviar del los especuladores.

¿Como es posible que un gobierno siga tratando a sus ciudadanos como mercancía con la que jugar porque se lo ordenan desde instituciones que nada tienen que ver con la soberanía del mismo?
¿Hasta cuando un pueblo puede permitir la traición de su propio gobierno?
Porque es una traición al pueblo, traición que en épocas pasadas se pagaba muy cara, pero parece que hoy en día incluso es premiada por organismo internacionales y no importa que los propios ciudadanos hayan dicho bien claro que no quieren mas traidores en su gobierno.

Algunos dirán que es por el bien de toda Europa y para poder consolidar su futuro, pero si el presente no se sostiene y muchas familias no tienen  para comer, el futuro no merece la pena. Antes de buscar ese futuro idílico hay que plantar bien el árbol del presente y mantener los servicios mínimos sin atentar contra los derechos mas fundamentales de las personas.
Pero parece que a los especuladores esos derechos les da igual que la gente no pueda trabajar, no pueda pagar una vivienda, no pueda ni siquiera llevarse un mendrugo de pan a la boca, solo importa que SUS grandes cuentas cuadren aunque para ello haya que descuadrar las de los ciudadanos de a pié.

Grecia no es rescatada, sino hipotecada. Europa no es rescatada, sino hipotecada. Nadie ha sido rescatado, solo hemos vivido un episodio mas de las maniobras especulativas de las grandes entidades financieras para no perder el control del se mueve por el mundo.
Por desgracia siguen si mirar al futuro y no se dan cuenta que ese dinero lo mueven los ciudadanos, y si los ciudadanos no tienen con que moverse, el futuro se queda estancado.
Rescate ¿a quien?
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración