De Diputaciones y Autonomías

Desde varias vías llegan voces pidiendo la eliminación de las Diputaciones para gestionar mejor el gasto y dejar en mano de las entidades menores la gestión que actualmente es competencia de dichas Diputaciones.
No es mala idea, que sean las entidades menores las que controlen y administren sus necesidades.
Y como no es mala idea, también hay que plantear la eliminación de otras administraciones que sobran, las autonómicas. Administraciones que han demostrado su fracaso por su falta de equidad, que han demostrado que son inútiles y solo sirven para multiplicar por 17 los gastos de tantas otras competencias transferidas.

Si las Diputaciones desaparecen, y con ello las provincias ¿Como se reparten las autonomías? Porque según la misma Constitución, son las diputaciones las que deciden a que Autonomia pertenecer.
Aunque ya es conocido que la Constitución ha sido usada como papel higiénico para limpiarse salva sea la parte en varios casos de constitución de las Autonomías, esos casos en vez de agravarlos con mas ilegalidades se debería de respetar dicha Constitución, o en su caso volver a consultar al pueblo sobre un nuevo modelo.

Si tanto sobran las Diputaciones, mucho mas las autonomías, sobre todo cuando el reparto y la equidad de la que debieran hacer gala nunca han sido hechas realidad.

Es curioso que se pretendan eliminar unas Diputaciones provinciales que llevan funcionando con uno u otro nombre desde 1836 de una forma mas o menos eficaz, pero no se plantee la eliminación de unas Comunidades autonómicas que en 30 años han demostrado que no funcionan, son un total fracaso y han servido mas para enfrentar a unos con otros que para fomentar una solidaridad entre todos los territorios.

Para la eliminación de las Diputaciones es casi probable que sea necesaria la reforma de la Constitución, para la eliminación de las Autonomías no es necesaria tal reforma ya que no existe dicha obligación de tal, sino que es una vía adicional, que no obligatoria, para la asociación de las Diputaciones.

Entonces ¿Cual es el interés que lleva a acabar con las Diputaciones pero no con las Autonomías?
Tres décadas de autonomías solo han llevado a enfrentamientos, gastos inútiles, falta de solidaridad y con la que gran parte de la ciudadanía no se sienten identificados, sobre todo porque el reparto autonómico no respeto en varios casos las regiones históricas con las que se identificaban los pueblos y ciudades que las componen.
Mas de 150 años de provincias ya forman parte de la estructura del estado, con el que la mayoría, por no decir todos se identifican.

Si no se respetan las regiones históricas, si se pretende acabar con mas de 150 años de provincias, antes hay que terminar con el fiasco autonómico.
Si se quiere dar la voz a los pueblos, se ha de hacer sin cortapisas, y sobre todo sin autonomías que solo sirven para manipular y enfrentar a unos con otros.

No es de recibo que después de eliminar administrativamente algunas regiones históricas y que han supuesto un descontento continuo de los ciudadanos, ahora se pretendan eliminar las diputaciones, que es lo mismo que acabar con las provincia, pero se mantengan las administraciones que mas quebraderos de cabeza, enfrentamientos, insolidaridad y falta de rigor e identidad que han existido.

Y llegando mas lejos, si para la constitución de las actuales autonomías se abrió la posibilidad de un referéndum para pertenecer a ellas, aunque no se respeto en varios casos el resultado obtenido ¿Porque no se hace otro referendum para pedir la opinión de los ciudadanos sobre la eliminación de las Diputaciones?
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración