Venden a España y nadie responde por ello.

La revelaciones filtradas por Wikileaks indican que los dos grandes partidos políticos, los grandes empresarios y parte del poder judicial se han vendido al poder extranjero. Sin embargo los españoles siguen sin exigir dimisiones y las próximas elecciones, lejos de castigar a traidores, les seguirán haciendo el juego.
No hay excusas que valgan, ya basta de desviar la atención, sin políticos, empresarios y jueces independientes no se puede salir adelante.

El grave problema es que los dos grandes partidos políticos y los que les acompañan en su carrera, al contrario de lo que nos tienen acostumbrados, esta vez están unidos. No dan explicaciones, solo ponen excusas.
Ante hechos tan graves, que no solo dejan dudas sobre el juego limpio de las instituciones españolas, sino que representan una amenaza contra el estado español al mas alto nivel, lo único que se hace es echar balones fuera.

¿Como se puede permitir que ningún país extranjero amenace de esa forma a España y lo españoles sigan cruzados de brazos? ¿Como es posible que mientras desde otro país se pretende controlar la política, justicia y economía española aún se siga confiando en aquellos que se venden a los poderes extranjeros?

Algunos acusan a Wikileaks de mentir o de enviar datos sesgados e interesados, pero si es así ¿porque hay tanto miedo y tanto revuelo? Si esos datos no tuviesen tanta relevancia no se estaŕia poniendo a los sistemas de inteligencia del mundo en jaque para detener esas filtraciones.

Es por ello, y lo que aún falta, que los españoles necesitamos explicaciones urgentes sin tapujos y sin mas mentiras, sobre esos datos. Y si es necesario que haya dimisiones, condenas y multas, que las haya.
No se puede permitir que se juegue con la soberanía e independencia de un estado. No es de recibo que la economía de un estado se ponga en manos de otros. Y lo peor, es imperdonable que la Justicia se rinda antes las amenazas e intereses de un país extranjero.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración