De racismo y españolismo

Pensaba que todo eso del racismo y la xenofobia radical solo era cosa de grupos extremistas o parte de programas políticos interesados. Pero hablando con algunos compañeros de trabajo he podido comprobar que no es así.
Puedes pensar que los extranjeros en España pueden ser parte de algunas deficiencias, pueden traer mas violencia, etc... Pero de eso a llegar a pensar que todos los moros, negros, rumanos y sudamericanos, tal y como dicen esos 'compañeros' son la escoria de este país, que hay que echarlos a todos sin darles tiempo a nada mas, me ha hecho reflexionar en que nos estamos convirtiendo.

Según esta gente, todos esos extranjeros vienen a quitarnos todos, a robar, a matar y a nada mas. ¿Como alguien con un mínimo de educación puede pensar esas burradas? Alardean de españoles, al mas puro estilo de épocas pasadas. Para ellos España ha de limpiarse de esa escoria que nos contamina.
No se parecen a esos que salen en las noticias, ni llevan ninguna indumentaria especial. Aparentemente son gente normal. Aunque su mentalidad deja ver que irian muy agusto con ciertos simbolos repudiados internacionalmente.

Y todo esto es a raíz, según los datos que ellos mismos dan, de las arengas de ciertos personajillos que pululan por las ondas radiofónica y de otros que lejos de promover la paz y el respeto, como debería de ser su cometido, están empeñados en llevar a España a su camino limpiándola de todo los que no consideren español. Unos y otros no son considerados generalmente radicales extremos, pero si siguen por ese camino, conseguirán que España vuelva a ser aislada internacionalmente como en épocas pasadas por su condición de racista, xenófoba, homofoba, y todas las fobias que se puedan juntar.

Y se llega a un punto peligroso cuando incluso la pena de muerte es considerada como la opción válida para acabar con esos problemas que ellos ven.

Esta gente, que puede ser cualquiera de los que trabajan a nuestro lado, no es capaz de mirar mas allá de sus narices, y al puro estilo de los mas extremistas grupos radicales de la historia, considerán que lo que un extranjero hace mal, ya es suficiente para marcar al resto.

¿Ha donde nos están llevando los odios y los nacionalismos extremos?
¿Como es posible que personas supuestamente con una buena educación sea capaz de llegar a pensar esas barbaridades?
¿Mentes débiles, enfermas o simplemente gilipollas?
Habría que pedir a esos que van promoviendo estos casos, que son demasiados, reflexionen y empiecen a cambiar sus discursos, aunque ello les cueste unos votos. No puedo creer que en un país democrático nadie quiera a semejantes alimañas como votantes de su partido u oyentes de sus discursos. Solo enfermos o trastornados aceptarían todo esto.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración