Tengo una pregunta para usted

El programa de RTVE "Tengo una pregunta para usted" dejó varios momentos para reflexionar y valorar a nuestros políticos.

Respecto a Gaspar Llamazares hay poco que decir. Las preguntas recibieron respuestas desde la linea a las que nos tiene acostumbrados habitualmente. No tuvo ninguna duda al responder preguntas que podrían ser comprometidas.


A Duran i Lleida se le vio el plumero cuando tuvo que tratar el tema islámico. A pesar de no aparecer junto a los extremistas del PP, dejó ver que no se aleja mucho. ¿Como pretende que una cultura milenaria cambie sus costumbres porque se viva en Cataluña? Le parece mal que los padres islámicos impongan el velo, pero ¿le parecerá mal si los padres occidentales obligan llevar faldas en vez de pantalones a sus hijas? Para el caso es la misma imposición, y es algo que sucede, ya sea con las faldas, los velos u otras prendas.

Habría que recordarle a Duran i Lleida que casi toda la península ibérica tiene que agradecer parte de sus costumbres a la cultura musulmana. No es él nadie para aleccionar y obligar a nadie que cambie sus tradiciones. Debería de saber que la época de los Reyes Católicos, en la que se obligaba a la fuerza a cambiar esas costumbres, ya no cabe ni en Cataluña, ni en el resto de España. Por suerte la constitución ampara la libertad de expresión en todos los sentidos.

Quizá el señor Duran i Lleida debería de vivir mas en la realidad en vez de encerrarse en su jaula y aceptar que existe algo llamado 'globalización' en el que todas las culturas han de aprender a convivir juntas sea donde sea, y Cataluña, España, Europa es el mejor marco para empezar.


Dejo para el final a Josep Lluis Carod Rovira, que no José Luis, como recordó en el programa. Lo mas llamativo de su intervención fue el enfrentamiento con los radicales 'españolistas' de Valladolid. Dejó ver como el rancio españolismo de la tierra de Aznar ha calado fuerte entre sus conciudadanos. Ese rancio españolismo que rechaza todo lo que no sea cultura castellana.
Como matiz importante, habría que recordar que esos personajillos son castellanos, no leoneses. Algo bastante importante si se tiene en cuenta que esos castellanos piensan lo mismo de la cultura catalana que de la leonesa.

Otra cosa que dejo clara es que el quiere la independencia de Cataluña por culpa de ese rancio 'españolismo'. Si España se convirtiese en un estado que reconociese la pluralidad cultural y lingüística, sin enfrentamientos entre territorios, posiblemente no reclamaría tal independencia.

Por suerte, no todos los españoles piensan, pensamos, igual. Ojalá en un futuro, esperemos que no muy lejano, Josep Lluis no tenga que seguir reclamando esa independencia porque de una vez por todas se puedan entender entre sí la gran variedad cultural que compone la España actual.

Otra de las anécdotas fue el recordatorio de la enseñanza del catalán en las universidades. Tiene toda la razón ¿Porque idiomas como el inglés, alemán, francés o italiano no puede compartir aulas con el catalán? Aunque también hay que recordar que existen otros idiomas como el euskera, gallego, asturiano, leonés, etc... que son tan importantes como el catalán o el castellano, ya que cualquier cultura no ha de prevalecer sobre ninguna otra.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los signos de interrogación y admiración

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma