Nacionalistas y regionalistas, grandes y pequeños

Todo el mundo conoce las pretensiones nacionalistas o independentistas de Cataluña o el País Vasco. Muchos movimientos las reivindican, unos de forma pacífica y otros con las armas en las manos. Por supuesto el camino de las armas nunca es el correcto, cualquier otro camino pacífico siempre a de ser tomado en cuanta.

Luego existen otros movimientos algo menos conocidos, aunque igual de legítimos. Podemos hablar del gallego o el valenciano.

Pero aquí vengo a reivindicar y hacer conocer el de una región con una historia milenaria que hace años perdió su independencia. No se pide la separación de España, ni siquiera la libre asociación con España. Solo se pide su reconocimiento. Que aparezca en los mapas.

De tal forma se ha tergiversado su historia, que la mayoría de los españoles cree que siempre estuvo unida a Castilla.

Ya sabrán que hablo de León. Aquel reino que fue referente europeo. Aquel reino que siguió al asturiano con la reconquista.

León que fue una región independiente hasta 1983, y que se le obligó a unirse a Castilla sin el consentimiento de la mayoría de los leoneses.

Ese León que hoy es olvidado e ignorado sigue saliendo de forma pacífica a la calle a reivindicar lo que es, una región histórica con identidad propia que quiere seguir en España, pero quiere seguir su camino sola, sin compañias no deseadas.
Cuando se habla de conflictos territoriales solo se habla de Cataluña, Galicia o el Pais Vasco. Pues enterense ustedes, León también existe, León es una región tan histórica o mas que otras.
Por desgracia tiene en contra a los grandes, por desgracia nadie se ocupa de León porque no molesta, porque no está de moda.
¿Acaso hay que ser violento, hay que quemar fotografía o banderas para que te escuchen?
No digo que sea la forma de actuar generalizada, pero solo cuando sacas el pié del tiesto o cuando los políticos quieren tirarse los trastos a la cabeza se sale en los noticiarios.
Como en León seguimos las normas a rajatabla y, por desgracia, los grandes partidos, y algunos no tan grandes, van de la mano, seguimos ignorados.
Menos mal que los leoneses somos pacientes...
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las gallinas cacarean y los gallos cantan, cantos y cacareos siempre acaban igual

Los medios no diferencian entre región y comunidad autónoma

Los signos de interrogación y admiración